Home Béisbol Cubano Béisbol Tunero 2001-2007: La Era del Señor 400 (Recuerdos de una Hazaña)

2001-2007: La Era del Señor 400 (Recuerdos de una Hazaña)

0

Si hablamos de Títulos de Bateo, no se puede dejar de hablar del Señor 400, Osmani Urrutia Ramírez. El León de Macagua 8 eslabonó la más impresionante cadena de títulos de bateo en Series Nacionales.

Comenzó en la Serie 40 (2000-2001), cuando bateó para 431, con 125 hits conectados en 290 turnos, pero además su línea ofensiva fue de escándalo (503 OBP – 645 SLU – 1138 OPS), con 64 remolques, 62 anotadas y 16 jonrones (110 Carreras Producidas en 81 encuentros).

En la 41, aún cuando un slump final casi le priva el título, logró repetir la corona con 408 (240-98), solo 6 puntos por encima de su Co-equipero Norlis Concepción. Aquella sería una de sus temporadas ofensivas más pobres a nivel integral (493-508-1001), con 41 empujadas, 31 anotadas y sólo 6 jonrones (10 extrabases en total).

Para el 2003, volvía con nuevos bríos y con 421 (292-123), lograba su tercera corona consecutiva. Su rendimiento integral fue espectacular: (506 – 616 – 1122), 72 empujadas (marca personal), 43 anotadas y 13 jonrones (31 extrabases), produjo un total de 102 carreras en 81 partidos.

La temporada 43 (2003-2004), marcaría un antes y un después en la pelota tunera. Por primera vez se lograban 44 triunfos en una Serie de 90 partidos y del lugar 16 durante las últimas 2 campañas se logró un muy importante noveno lugar. Y el gran protagonista de aquel gran salto, no fue otro que Osmani Urrutia Ramírez.

En una temporada donde, en línea general se bateó más que la anterior, el León tunero no creyó en una pelota un tanto más muerta, y con un espectacular 469, rompió el récord nacional vigente hasta ese momento que estaba en poder de Javier Méndez con 462 (En sólo 30 Juegos de una Copa Revolución).

Con 121 hits en 258 turnos de 71 juegos, Osmani logró un por ciento de embasado de otra galaxia, 538, conectó la mayor cantidad de Extrabases de su carrera, 41 (23-2-16), su SLU ascendió a 760, su ISO (SLU-AVE) registró un excelente y poco habitual 291 y su OPS llegó hasta 1298.

Estos números, sumadas sus 67 empujadas, co-líder del torneo, 52 anotadas y 102 Producidas, lo catapultaron como el MVP de la temporada. Cabe Señalar, que durante cerca de la mitad de la campaña de la campaña se mantuvo por encima de 500.

Su racha de 4 títulos sobre 400 se vio rota en 2005, pero no así sus coronas de bateo, pues logró imponerse con average de 385. Llegando a 5 títulos en línea.

Aquella fue otra gran campaña: 112 hits en 291 VB, 40 extrabases (23-1-16), 60 empujadas, 47 anotadas y 91 Producidas en 78 partidos. Su línea ofensiva fue nuevamente brutal (463 – 636 – 1099), tercer año. En línea y 4to en 5 años con más de 1000 de OPS.

Pero como Osmani era mucho Osmani, el 2005 no podía irse sin una marca de 400, y en la IV Superliga de Béisbol promedió para 419 (105-44), en 27 partidos jugados.

En 2006, vio trunca su cadena de Títulos de Bateo Ganados en 5, aún así, quedó segundo, solo superado por Michel Enriquez y logró batear sobre 400 por última vez en su carrera, 425 y fue líder en hits con 135, récord aún vigente para el béisbol tunero.

Aquella fue una de sus mejores campañas ofensivas a nivel integral: logró igualar su récord en Carreras Producidas (110), con 71 impulsadas, 52 anotadas y 13 jonrones. Volvió a embasarse en el más del 50 por ciento de sus comparecencias al bate al registrar 522 de OBP, también logró un Slugging de 616 y su OPS, nuevamente sobre los 1000 (1138).

Logró, además, un récord de 27 boletos intencionales, en ese momento, récord nacional, actualmente permanece vigente como récord para el equipo tunero.

Para completar su leyenda, Osmani se las arregló para agenciarse su sexta corona de bateo en 2007, en férrea lucha con el avileño Isaac Martínez, que se decidió en el último choque, 371 por 370.

Aquel partido final decidió también la primera clasificación de Las Tunas, precisamente ante Ciego de Ávila. A modo de anécdota, cabe decir que Isaac Martínez llegó al partido final con Promedio de 376, mientras que Osmani con 370, pero Isaac tenía apenas 197 veces oficiales, por 324 Osmani.

El Jardinero avileño no pudo con la presión y falló 3 veces seguidas, Osmani logró un doble en 2 turnos y fue llevado a la banca. En ese punto, a Isaac Martínez le quedaba un turno al bate, que hubiera podido darle el título de bateo, pero el mentor Ermidelio Urrutia mandó a transferirlo para que no pudiera alcanzar a su primo hermano. De esa manera y con el juego 4 por 1, Las Tunas logró una clasificación histórica y Osmani su sexto y último título de bateo.

Durante el período entre 2001 y 2007, Osmani conectó 835 hits (A razón de 119 por Serie), en 2015 VB, su average no tiene comparación, 414, nadie ha logrado mantener ese rendimiento por tanto tiempo.

Ya en sus últimas dos campañas, su rendimiento no fue igual, aunque siempre por encima de 300 (364 y 312). Su retiro, prematuro a sus 32 años, fue producto de la decepción sufrida por la manera en que fue sacado del equipo que participó en las Olimpiadas de Beijing y nos privó de seguir disfrutando varios años más a la técnica casi perfecta de bateo, al Señor 400, a Osmani Urrutia Ramírez. Sin más, nos vemos en la próxima.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Salir de la versión móvil