Por: Robiel Vega Aguilera
Foto Principal: Joel Río González 
Antonio Pacheco, eterno capitán del Equipo de las Cuatro Letras
Antonio Pacheco, eterno capitán del Equipo de las Cuatro Letras

El béisbol cubano siempre ha contado con grandes camareros, cabe mencionar solamente a Tony Taylor en los campeonatos profesionales cubanos, o Andrés Telemaco, Félix Isasi y Alfonso Urquiola en nuestras Series Nacionales, pero sin lugar a dudas Don Antonio Pacheco Massó ocupa un lugar privilegiado en esa lista.

Inicios del joven Antonio

Debutó en Series Nacionales con solo 16 años y dos años después fue el torpedero regular en el mundial juvenil de Venezuela en 1982, un equipo conformado por una hornada de jóvenes talentos liderados por él y que entre sus filas contaba con futuros ilustres como Orestes Kindelán, Lázaro Vargas, Javier Méndez, Juan Padilla y Armando Ferreiro. En aquel torneo fue líder de los bateadores con astronómico 630, un anuncio de lo que vendría después.

Fue el primero de su generación en llegar al equipo Cuba de mayores al participar en la Copa Intercontinental de Bélgica y en los Panamericanos de Caracas, ambos en 1983, con solo 19 años. En la Copa Intercontinental sustituyó a un lesionado Alfonso Urquiola y lo hizo de maravillas, al promediar para 378 (37-14) y liderar el casillero de triples con 2. Esta formidable actuación lo catapultó hasta Caracas y allí conectó tres jonrones en la etapa clasificatoria, aunque luego iría al banco por poco bateo.

Al año siguiente en el mundial de La Habana, sustituyó nuevamente a un regular lesionado, el torpedero Pedro Jova, allí lo hizo aún mejor que en Amberes, al promediar para 429 (35-15), era el nacimiento de una estrella de nivel mundial.

La Consolidación en el Equipo Cuba

Antonio Pacheco con Orientales en las Selectivas
Antonio Pacheco con Orientales en las Selectivas

La década de 1980 lo vió consolidarse como regular indiscutido del equipo de las 4 letras y como capitán a partir de los Juegos Panamericanos de Indianápolis en 1987. En el equipo Santiago fue capitán desde su tercera Serie y paulatinamente lo fue también en las Selectivas.

Actuaciones memorables en los mundiales de 1986 y 1988, cuando formó parte del Todos Estrellas y en el segundo fue Líder de los Bateadores al promediar para 500 (42-21).

Ya en los noventa, siendo un pelotero ya establecido; logró los más importantes logros de su carrera: dos títulos olímpicos (Barcelona´92 y Atlanta´96), el título de mejor jugador aficionado del planeta en 1991, dos títulos panamericanos (1991 y 1995). En el primero de estos siendo también Campeón de Bateo, con 545 (33-18), 3 jonrones y 15 empujadas.

Antonio Pacheco: La leyenda

En total en toda su carrera internacional resultó campeón en dos olimpiadas, 7 mundiales, 6 Copas Intercontinentales, 4 juegos panamericanos y 4 centroamericanos.

En el Todos Estrellas del Mundial de 1990
Antonio Pacheco en el Todos Estrellas del Mundial de 1990

En el ámbito local, el capitán de capitanes logró 4 títulos nacionales (1989, 1999, 2000 y 2001). 5 en Selectivas (1986, 1987, 1992, 1993 y 1995) y dos Copas Revolución (1996, 1997); sencillamente impresioanante.

Ya en el ocaso de su carrera, y como para callar aquellas bocas que abogaban por su retiro; y su no inclusión en el equipo Cuba que participó en el Mundial de Taipei de China, en el 2001; logró incluirse en el Todos Estrellas del evento.

Fue un hombre de grandes momentos, pelotero desicivo. Como en la final de la XL Serie Nacional en el año 2001, cuando en la final, en el partido definitorio, con el juego empatado a 4 carreras y las bases llenas, llegó del banco, frío, adolorido, casi encorbado, y le cazó una slider afuera al astro pinareño Pedro Luis Lazo. La pelota viajó contenta por el jardín derecho para dejar sellado el tercer título consecutivo de la Aplanadora Santiaguera.

Como olvidar además aquel cuadrangular cuando, ya retirado, en el Juego de Veteranos de la XLVII Serie Nacional; se la desapareció a Lázaro de la Torre en el quinto y último Inning para dejar al campo a las estrellas occidentales. Pacheco es mucho Pacheco.

Carácterísticas de Antonio Pacheco como atleta

Pacheco fue un bateador fuera de serie; aunque paradójicamente nunca logró un título de bateo en Series Nacionales; tampoco nunca bateó para 400; aunque a su favor está que fue sumamente estable, tanto que a su retiro era segundo de por vida en averaje; solo superado por el gran Omar Linares.

Como limitante solo le faltó ser mejor robador; por eso no es considerado como un pelotero de cinco herramientas. Pero fue un gran defensor de la intermedia y un bateador de buen poder, aún sin ser un jonronero natural, apoyado fundamentalmente en su excepcional técnica de bateo, y de su habiladad de batear para la banda opuesta.

Antonio Pacheco dirigiendo a las Avispas
Antonio Pacheco dirigiendo a las Avispas

Antonio Pacheco: Carrera como Manager

A su retiro comenzó una corta, pero muy exitosa carrera como manager; al dirigir a las avispas santiagueras, su equipo del alma, entre los años 2005 y 2009. Logrando la increíble cifra de 3 títulos (2005, 2007 y 2008) y un subtítulo (2006) en solo 5 temporadas, toda una hazaña. Dirigió además a la Selección Nacional en los Juegos Olímpicos de Beijing, en el año 2008, y allí alcanzó un muy meritorio segundo lugar; quedando muy cerca de alcanzar la corona.

En el año 2014 decidió irse a vivir a los Estados Unidos, donde funge como entrenador de bateo en las granjas de los Yankees de Nueva York; allí transmite sus inagotables conocimientos a los jóvenes talentos. El gran capitán es uno de los grandes ausentes en el Salón de la Fama del Beisbol Cubano; espero que pronto subsanen ese error; porque el Tigre, como también se le conocía, fue uno de los baluartes de una generación dorada del Beisbol Cubano.

Como entrenador de las Menores de los Yankees de New York.
Antonio Pacheco como entrenador de las Menores de los Yankees de New York.

 

 

 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here