Babe Ruth rompió todos los records jononeros de la {epoca con los Yankees de New York
Babe Ruth “El Bambino”

Babe Ruth fue uno de esos encumbrados extra-clases que rara vez tenemos la suerte de disfrutar, un hombre que, sin tener un físico privilegiado para el béisbol, demostró que ese no era un impedimento para ser una leyenda. A continuación, les traigo algunos hechos curiosos, marcas y records del gran bambino.

Babe Ruth con los Boston Red Sox.

Babe Ruth debutó con los Red Sox en el mejor beisbol del mundo el 11 de Julio de 1914 en el Fenway Park a la edad de 19 años, enfrentando a los Cleveland Naps. Debutó como lanzador y a lo largo de las 6 temporadas que disputó en ese conjunto ganó 89 juegos y perdió 46, lanzó 1190.1 entradas y permitió 290 carreras limpias para un excelente 2.19 de PCL. Pero estos números, aunque muy buenos, no serían los que lo llevarían a la inmortalidad.

En 1916 Babe llegó a su primera Serie Mundial enfrentando a los Brooklyn Robins (Actualmente denominados Los Angeles Dodgers), en un partido en el cual lanzó durante 14 inning, el partido más largo en una Serie Mundial hasta el año 2018. En ese partido Babe no permitió carreras en los últimos 13 inning. Su regreso al clásico de otoño se dio en el 1918, y allí enfrentando nuevamente al mismo equipo, propinó lechada en su primera salida y en su segunda no permitió carreras hasta el octavo capítulo, en total estuvo 29.2 innings sin permitir anotación, un record que se mantuvo intocable durante 43 años.

[amazon box=”B07XQK4QGW”]

La leyenda de los Yankees

Babe Ruth con los Yankees de New York
Babe Ruth con los Yankees de New York

El 5 de enero de 1920, Ruth fue traspasado a los New York Yankees a cambio de 125.000 dólares en efectivo y otros 300.000 dólares en cesiones que el dueño de los Red Sox, Harry Frazee, usó para financiar sus producciones de Broadway. La venta de Babe Ruth a los Yankees está considerada como una de las peores transacciones de la historia del deporte estadounidense. El conjunto bostoniano, cinco veces campeones de las Series Mundiales hasta ese momento (las tres últimas con Ruth en el equipo), no volvería a lograr ningún campeonato hasta 2004. Este periodo de 86 años de sequía fue conocido como La Maldición del Bambino. 

Con los Yankees Ruth logró pasar de estrella a Leyenda, en la temporada de 1920 destrozó su propia marca de 29 jonrones con los medias rojas e implantó una que parecía inalcanzable, 54 jonrones en 154 juegos, pero al año siguiente puso el listón aún más alto, conectando 59, y en el 1927 implantó un record que duró 34 años, 60 jonrones en una temporada. Cabe decir que aunque en la modernidad se han logrado marcas superiores, es bueno resaltar que el Bambino logró esa marca en 154, 8 juegos menos que en la actualidad.

Babe Ruth logró 7 títulos de Serie Mundial, algo impresionante, y no solo eso, sino que lo consiguió con dos equipos que hasta hoy día son antagónicos, los Yanquees (4) y los Red Sox (3).

Babe: El Sultán del bateo.

Babe Ruth El sultán del Bateo
El sultán del Bateo

Fue líder jonronero de la temporada 12 veces en su carrera deportiva logrando dos seguidillas importantes, la primera entre 1918 y 1921, (18-11, 19-29 (Con los Red Sox y resaltando el hecho de logró estos lideratos siendo la principal figura del picheo de ese equipo y jugando apenas 95 y 130 juegos respectivamente), 1920-54 y 1921-59) La otra seguidilla fue aún más impresionante pues duró seis temporadas y en todas ellas bateó más de 40 cuadrangulares: (1926-47, 1927-60, 1928-54, 1929-46, 1930-49 y 1931-46). Su poder era tan descomunal que de sus 22 temporadas como jugador (18 de ellas propiamente como bateador) conectó en 16 ocasiones más de 20 jonrones, de ellas 13 más de 30, 10 más de 40, 4 más de 50 y la de 1927 con 60.

Babe Ruth: sinónimo de Puro Poder

Bateó durante 7 temporadas consecutivas más de 40 jonrones (1926-1932). Fue además 8 veces líder anotador de la temporada y en el 1924 obtuvo la corona de bateo al promediar para 378, ese año, fue además líder jonronero con 46 y en anotadas con 143.

Un hecho hizo de Ruth un mito. En el tercer partido de la Serie Mundial contra los Chicago Cubs en 1932, en el quinto episodio, el pitcher Charlie Root llevó la cuenta frente al Bambino 2-2. De pronto éste señaló a las gradas en el jardín central, muchos interpretan esta señal a la dirección que pondría la pelota, otros como un desafío al pitcher. El caso es que logró un homerun, que según muchos, ha sido el de mayor longitud en el Wrigley Field, hogar de los Cubs. Los Yankees ganaron la serie por barrida, su tercera en cuatro años.

[amazon box=”B013V636F0″]

Su Carrera

En su última presentación a los fans de los Yankees en 1948
Babe Ruth en su última presentación a los fans de los Yankees en 1948

Cuando se miran los número de por vida de Babe Ruth son descomunales:

Como bateador: 2503 partidos, 8399 turnos al bate, 342 de promedio, 2174 carreras, 2873 hits, 506 dobles, 136 triples, 714 jonrones, 2213 carreras Impulsadas, 123 robos de base, 2062 veces le dieron base por bolas y se ponchó solo 1330 veces en 8399 turnos al bate, nada mal para un slugger de esa categoría. En 10 campañas como pitcher: 148 aperturas, 94 victorias, 46 derrotas, 2.28 de efectividad, 107 juegos completos, 974 hits permitidos, le anotaron 400 carreras.

Era un pelotero tan completo que de sus 22 temporadas jugadas, en 17 bateó por encima de 300, logrando una marca personal de 393 en el año 1923, temporada esta quizás la más completa de todas las que jugó pues implantó marcas personales en Hits (205), dobles (45), y Boletos con 170, y para completar los números de ese año, Impulsó 131, anotó 151 (líder), y conectó 41 jonrones (líder) como colofón ganó la Serie Mundial.

El bambino conectó 8 veces por encima de 350 y en 6 de estas temporadas por encima de 370. Impulsó en 13 temporadas más de 100 carreras, logrando una marca personal de 171 en 1921.

Babe Ruth en Cooperstown

Placa de Babe Ruth en Cooperstown
Placa de Babe Ruth en Cooperstown

Ruth ingresó en el Salón de la Fama del Béisbol el 29 de enero de 1936 junto con Ty Cobb, Honus Wagner, Christy Mathewson y Walter Johnson, en una ceremonia celebrada en Cooperstown, Nueva York. Fueron los cinco primeros miembros en ser introducidos en el Hall of Fame de este deporte. 


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here