Un total de 9 cubanos vieron acción en tres distintas ligas asiáticas, 5 de ellos lanzadores (3 abridores y 2 relevistas), un receptor, dos jugador de cuadro y dos jardineros. Y haciendo un resumen de la actuación de todos ellos, pues al bate, los 4 jugadores de posición promediaron para 365 (74-27), con 11 extrabases, de ellos, 5 para la calle.

Pero si impresionante fue el bateo, aún mayor fue el OBP, 456 (90-41), el SLU por su parte fue de 649 (74-48) y el OPS 1105. Sin dudas los de la mayor de las Antillas tuvieron el bate caliente está semana.

En lo que se refiere a average ofensivo, el mayor destaque fue para Ariel Martínez, de 12-6 para 500, seguido por José Miguel Fernández (24-9-375) y Dayán Viciedo 24-8, para 333.

El que más se embasó fue, paradójicamente el que menos bateó, Leonys Martín con sus expectaculares 9 bases por bolas recibidas en los 5 partidos en los que vio acción, consiguió un OBP de 565, pues además bateó para 286 (14-4), en total se embasó 13 veces en 5 desafíos. Ariel Martínez tuvo un OBP superior, 571, pues, recibió además dos boletos, pero creo que Leonys, en ese sentido, se lleva las palmas.

En cuanto al bateo de largo alcance, dos nombres se llevan las palmas, José Miguel Fernández, con tres jonrones y Dayán Viciedo con dos, ambos con el mayor SLU, José Miguel, con 792, y Dayán, con 667. Ariel, también con 667, pero debido fundamentalmente a su gran bateo, pues como extrabases solo logró dos dobles. El mayor ISO (SLU-AVE), fue el del Yumurino, con astronómico 417.

Los máximos remolcadores fueron José Miguel y Viciedo, con 6 y 5 cada uno. El propio José Miguel fue el que más anotó con 8, anotando al menos una en cada uno de los partidos que disputó.

En cuanto a los lanzadores, solo Alaín Miranda, en el día de hoy, tuvo una salida negativa. El resto de los 4 lanzadores tuvieron rendimientos destacados.

La mejor salida de los tres abridores cubanos fue sin duda la de Onelkys García, la cual alcanzó un Game Score de 68, lo cual es catalogado una salida de mucha calidad.

Para los que no conocen, el Game Score es una métrica que mide la calidad de las aperturas de los abridores. ¿Cómo se calcula? Muy sencillo. Se toma como base 50 puntos, a partir de ahí se suman los siguientes aspectos:

  • 1 punto por out
  • 2 puntos por innings concluídos después del 4to.
  • 1 punto por cada ponche.

Por otra parte, se restan puntos por:

  • 2 puntos por hit permitido.
  • 4 puntos por carrera limpia.
  • 2 puntos por carrera permitida
  • 1 punto por boleto regalado.

Si el resultado es entre 50 y 60 se considera una salida de calidad, si es superior a 60, se considera de alta calidad.

Onelkys permitió un solo hit y no permitió carreras en 6 innings, su único aspecto negativo fueron sus 6 boletos, aunque también ponchó a 4 bateadores. A pesar de todo, no pudo lograr la victoria pues dejó el juego empatado a cero.

En cuanto a los relevistas, los dos estuvieron a gran altura. Tanto Raidel, como Moinelo tuvieron tres salidas, cada uno con tres entradas lanzadas y ninguno permitió carrera.

El zurdo Moinelo obtuvo tres Holds, uno en cada salida, mientras que Raidel logró una victoria con un Hold. El que menos hits permitió fue Raidel, con solo un hits en 10 turnos, en tanto Moinelo, 2 en 11.

La mayor diferencia entre ambos esta semana fueron los ponches, Moinelo sacó a 7 por la vía de los strikes, mientras que Raidel sólo a 2. Moinelo y Raidel regalaron un boleto percápita.

El otro lanzador con un buen rendimiento en la semana fue el abridor capitalino Odrisamer Despaigne, quien en 6.2 permitió tres carreras y permitió 7 hits, aunque no permitió boleto. Esta salida, con un Game Score de 53, le valió para su quinta victoria de la campaña con cuatro fracasos en la KBO.

Sin lugar a dudas fue una gran semana para los cubanos en Asia, esperemos que la que recién comienza sea igual de alagüeña. Sin más, nos vemos en la próxima.

Todos los Resúmenes Diarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here