Hablar de Yulieski Gourriel se puede tornar repetitivo. Es, quizás, el pelotero cubano más mediático que haya existido. Aunque su calidad es innegable, tiene fanáticos y detractores por igual, nadie puede quedarse indiferente hacia su carrera.

Pero hoy recordaremos como empezó todo, algo que muy pocos deben recordar. Cómo fue el Debut en Series Nacionales de aquel joven de 17 años que llevaba por nombre Yulieski Gourriel.

El 8 de enero del 2002, en la jornada inaugural de la Serie Nacional número 41, se enfrentaron los equipos de Santi Spíritus y Pinar del Río, casualmente ambos discutirían más adelante la corona de la zona occidental. Pinar del Río era el sub campeón nacional, tras aquel famoso juego final donde Pacheco le desapareció la pelota a Lazo en el noveno inning para sepultar las esperanzas Pativerdes. Santi Spíritus, por su parte, tenía un nuevo director, la leyenda espirituana Lourdes Gourriel, quien venía dispuesto a cambiar la cara de los Gallos.

Los que comenzaron a seguir a Yulieski en los últimos años, quizás le resulte curioso que en su debut, fuera hubicado como hombre proa en la alineación. En aquel encuentro también alineó su hermano Yunieski y su tío Luis Enrique como noveno y quinto bate respectivamente, mientras que su primo Yoenni Delgado entró de emergente por Liván Monteagudo en la novena.

El abridor del desafío fue el zurdo Faustino Corrales, y fue precisamente a él a quien Yulieski le conectó su primer hit en Series Nacionales, y sirvió para empujar su primera carrera. En total, en aquel primer encuentro, Yulieski se fue de 4-1.

Entre las luminarias que participaron en ese desafío en el Capitán San Luis están Maels Rodríguez, abridor por los Espirituanos, unos muy jóvenes Frederich Cepeda y Eriel Sánchez, Omar Linares, Yoval Dueñas, Daniel Lazo y Juan Miguel Miranda. El apaga fuegos pinareño Orestes González lanzó 3 entradas sin poder salvar el partido pues los Espirituanos se impusieron 4×2, donde Maels resultó ganador e Ifreidi Coss salvó su primer partido.

Al día siguiente se dio el segundo partido de la Subserie, y ante el zurdo Osvaldo Jiménez y nuevamente ante Orestes González, conectó sus dos primeros extrabases en Series Nacionales, Doble y Triple, y también anotó sus dos primeras carreras.

Su equipo apenas conectó 4 hits y anotó 2 carreras, y Yulieski fue protagonista en ambas, bateando de 4-2. Hasta ese momento su bateo era de 8-3 y ya llevaba 2 anotadas, una empujada y dos extrabases.

Para cerrar una primera subserie excelente, Yulieski se volvió a ir de Multihit, bateando le de 4-2, con su segundo doble, su tercera anotada y su segundo remolque de la joven Serie 41. Sin dudas la madera de grande la comenzó a demostrar desde esos primeros partidos.

En su cuarto desafío, ante la Isla en el Cristobal Labra, el zurdo Wilbert Pérez maniató a los Gallos y les propinó lechada de 3 por 0, permitiendo apenas 3 hits. Al joven Yulieski lo dominó en 4 ocasiones. Lo mismo hizo Carlos Yanes al día siguiente, para sufrir una subserie anémica ofensivamente.

El buen paso lo recuperó ante los Metros, volviendo a batear multi hit por tercera vez en 6 partidos (4-2) y aumentar su average a 292, y llegar 3 dobles, 6 anotadas y 5 remolques. Y al día siguiente, logró algo que muy pocos novatos han conseguido en Series Nacionales, conectar dos triples en un juego.

Aquellos dos partidos, el 15 y el 16 de enero, fueron el debut de Yulieski ante su público en el José Antonio Huelga, y no pudo ser mejor, de 10-4, con 3 extrabases, 4 anotadas e igual número de impulsadas.

El 17 de enero, en el Rolando Rodríguez de Trinidad, Yulieski conectó extrabase por tercer día consecutivo, y para ese momento, en 8 partidos, acumulaba 4 dobles y 3 triples, y bateaba para 303, con 10 hits en 33 turnos y un SLU de 606.

Pero no fue hasta el 2 de marzo del 2002, en el Estadio Mártires de Cauto, de Río Cauto, ante un envío del mellizo Yanier González, de los Alazanes de Granma, Yulieski Gourriel conectó el primero de sus 282 jonrones en Series Nacionales, a la edad de 17 años, 8 meses y 21 días.

El resumen de su primera campaña fue excelente, 300 de Average, con 106 hits conectados (26 dobles, 5 triples y 7 jonrones), empujó 50 y anotó 59. Su OBP fue de 320 y su SLU de 462. Su OPS terminó en 782. Nada mal para un novato.

Sólo la memorable actuación de Kendrys Morales en aquella temporada le arrebató el título de Novato del Año, no obstante, en la post temporada demostró su madera de grande y tuvo la actuación más destacada para cualquier novato esa campaña:

AVE: 349 (63-22) OBP: 446 SLU: 556 y OPS de 1002. Como extrabases disparó 3 dobles, 2 triples y la misma cantidad de bambinazos, con 11 remolques y 6 anotadas en 18 partidos. Nada más que decir.

Así comenzó su brillante carrera esta leyenda del Béisbol Cubano. Muchos grandes no han tenido un gran año debut, pero en el caso de Yulieski, desde el día uno, demostró su gran calidad. La próxima semana regreso con otro recorrido por el debut de otro grande del Béisbol Cubano. Sin más, nos vemos en la próxima.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here