Foto: Joel Río González

Hoy Danel Castro es un pelotero muy conocido por toda la afición cubana, pero allá por el año 1993, el joven Castro Muñagorry, de 17 años, era apenas un guajirito salido Sabana La Mar, un pueblito del municipio Manatí de la provincia Las Tunas.

Las Tunas, iniciando la Serie 33, había logrado 2 victorias ante Holguín y una ante Granma y aún no había sufrido la sombra de un revés. El 8 de diciembre, en el Julio Antonio Mella, cuando se jugaba el noveno inning del segundo partido de la Subserie ante los granmenses, con el choque 5×1 favorable a los visitadores, saltó a la grama por primera vez el ídolo de Las Tunas.

Aquella vez no sería bate en mano, sería como corredor sustituto del antesalista Félix Cabrera, quien se encontraba en tercera base.

Sería Oel Brito, quien se encargaría de traer desde tercera al bisoño jugador con largo tubey. Por Brito, entró a correr otro que debutara un día antes, también como corredor sustituto y precisamente por Félix Cabrera, Amaury Suárez Búrquez.

Al día siguiente, en el último partido de la Subserie ante los granmenses, en el estadio Gilberto Ferrales del municipio Amancio, Danel se paró por primera vez en el cajón de bateo en una Serie Nacional, salió de emergente por el propio Félix Cabrera y lo hizo frente al derecho Misael López, quien lo dominó.

Su debut como titular llegaría el 12 de diciembre, frente a Guantánamo en el Van Troi, allí alineó como designado y octavo bate. Ante los envíos de Rembert Abella, se fue de 2-0 y como dato curioso, fue sustituido en la séptima para que por primera vez en Series Nacionales, se parara en el Home Plate en Series Nacionales, el gran Amaury Suárez, quien falló de torpedero a primera.

El 19 de diciembre, contra Granma, volvería a abrir de regular, pero nuevamente volvió a fallar en par de oportunidades ante Ernesto Guevara Ramos.

Y no fue hasta el 30 de Diciembre de 1993, en su tierra, el Estadio Roques Ríos de Manatí, no podía ser otro el testigo de su primer hit en Series Nacionales. Aquella tarde el rival era Guantánamo, y volvió a ser Rembert Abella, el elegido para que La Panterita de Manatí, conectara el primero de sus 2215 indiscutibles, que hasta el día de hoy ostenta.

Ese día, además, logró su primer partido multi hit, pues se fue de 4-2 y empujó además su primera carrera en Series Nacionales.

Toda historia tiene sus inicios, y estos fueron los comienzos del gran Danel Castro, nos vemos en la Próxima.

2 Comentarios

  1. Hace 5 años se habló de retiro,q si jugaba solo como hc,etc ,etc,si le habían hecho la gigantografía esperen,desde entonces ese viejito ha repartido leña pa’ to’ el mundo,mis respetos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here