Hola amigos, hoy en Curiosidades del Béisbol y Más (CdB+), comenzaremos una serie de trabajos sobre grandes veteranos en nuestras Series Nacionales, un fenómeno que se está generalizando y que tiende a mantenerse por varios años más.

En la actualidad es muy frecuente ver a peloteros que sobrepasan las 4 décadas aún rindiendo en nuestro máximo evento beisbolero local, las causas son disímiles, entre ellas, la más importante, el éxodo masivo de talentos jóvenes que hacen que merme la calidad del evento.

Pero hoy nos referiremos a tres ejemplos de grandes peloteros, los 3 con más series nacionales disputadas, y veremos como se desempeñaron una vez llegados a las 4 décadas de vida.

Yanes y sus 46

El primero de ellos, el brazo de hierro de la Isla de la Juventud, Carlos Yanes, quien durante 28 largas campañas se desempeñó como el primer abridor de los piratas.

Con ellos vivió distintas etapas, desde su debut en 1982, hasta su retiro en el año 2011, incluyendo una etapa muy gloriosa a finales de los 90 e inicio de los 2000 donde su equipo era prácticamente infaltable en los playoffs, alcanzando incluso un inolvidable tercer lugar en 1999.

Yanes ganó 242 partidos, 39 de ellos en sus últimas 6 campañas, cuando ya pasaba los 40. Logró además, con exactamente 4 décadas vividas la increíble cifra de 12 victorias y 4 derrotas en la Serie 45.

A pesar de no dar bolas rápidas, ni curvas pronunciadas, además de ser bajito y no impresionar en el box, contaba con un secreto característico, que era el de mezclar una bola afuera y otra dentro, una arriba y otra abajo, una rápida y otra más lenta, lo cual confundía a los bateadores.

Su incansable brazo se mantuvo activo hasta el final, con más de 40 lanzó nada menos que 102 partidos, 94 de ellos como abridor, y en 12 ocasiones cubrió toda la ruta. Lanzó 512.1 entradas y su PCL fue de 4.63, y le batearon para 295, con 61 HR permitidos, 239 ponches y 204 boletos. Su WHIP fue de 1.513. Téngase en cuenta que estamos hablando de un lanzador que se retiró a los 46 años.

La Bala de 44

Hablar de Enrique Díaz, “La Bala de Centro Habana”, es hablar de entrega, amor al béisbol y sobretodo, constancia en lo que se quiere. Enriquito se retiró con 44 años, el mismo año que se despidió Metropolitanos para siempre del béisbol cubano, equipo con el que jugó casi toda su carrera y al cual regresó una vez cumplido los 40.

Foto de: Peter Bjarkman

En sus últimas cuatro temporadas, todas con los Rojos de la Capital, Enriquito bateó para 276 (1314-363), disparó 32 dobles, 6 triples y dos jonrones, anotó 213 y remolcó 102.A pesar de no batear sobre 300, si cumplió a cabalidad su función de hombre proa, pues su OBP si fue excelente (412), pues además recibió 285 boletos y 21 pelotazos.

Es increíble que a sus 40 y tantos años, el camarero capitalismo aún pudiera robar 28 bases y ser capturado en 19 ocasiones, muestra de que siempre jugó fuerte a la pelota. Además de que la mayoría de sus récords de por vida fueron rotos pasados los 40.

Danel Castro: la bujía incombustible de los Leñadores.

Hablar de Danel es hablar del pelotero activo más oportuno de los que hoy participan en nuestras Series Nacionales, es el hombre que siempre quiere el público que venga en momentos difíciles porque sabe que la gran mayoría de las veces, da el batazo que hace falta.

Danel,quien recientemente cumplió los 44 años, jugará su cuarta campaña pasados los cuarenta, y su rendimiento en las tres anteriores no ha podido ser mejor.

Con un average de 333 (690-230), nada menos que 70 extrabases (38 dobles, 1 triple y 31 jonrones), un OBP de 424, SLU de 526 y OPS de 950. 165 remolques y 136 anotadas, todo eso en 188 juegos jugados (produce 1.41 carreras por juego y empuja 0.88). Danel es sin dudas como el buen vino, sencillamente espectacular.

Cabe agregar que, pasados los 40, Danel Castro ha arribado a importantes marcas en su carrera deportiva, como son: las 1000 anotadas, las mil impulsadas, los 2000 hits y los 200 jonrones.

Su rendimiento habido tal, que varias veces ha pensado en el retiro, pero la dirección y su pueblo siempre le pide que regrese, porque con su consagración y entrega, puede rendir por varios años más. Sin más, nos vemos en la próxima.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here