Conrado Marrero fue uno de los más extraordinarios lanzadores cubanos en cualquier época, un serpentinero que se impuso en cada uno de los circuitos en los que participó. Un hombre que representó a Cuba en Series Mundiales amateurs, disputó la liga profesional cubana, tuvo en breve pasó por México en 1946 y con 39 años y 15 días, el 10 de mayo de 1950 hizo su debut en las Grandes Ligas con los Senadores de Whashington.

Conrado Marrero nació el 25 de abril de 1911 en la finca El Laberinto, en Sagua La Grande, actual provincia de Villa Clara, por esa razón era conocido por el apodo de El Guajiro de El Laberinto.

Conrado Marrero: Etapa Amateur

El 15 de mayo de 1938, hizo su debut en la Liga Amateur de Cuba, vistiendo la franela del Club de la Casa Stany de Cienfuegos, ya no era un jovencito, tenía 27 años, pero su actuación en esa campaña (10 G y 7 P, siendo líder en ponches con 124) y en la temporada siguiente (13 y 4, con lideratos nuevamente en ponches con 120 y en victorias) lo llevaron a defender los colores de nuestro país en las recién instauradas Series Mundiales Amateurs.

Series Mundiales Amateurs

Conrado Marrero y Daniel Canónico
Conrado Marrero y Daniel Canónico

En torneos de este tipo participó en 5 ocasiones entre 1939 y 1944, logrando 11 victorias y 5 derrotas, 65 ponches en 115,1 y un promedio de efectividad de 1,79. Su actuación individual más destacada fue a su vez la más dolorosa, pues en la Serie Mundial de 1941 logró 3 victoria sin derrotas y sensacional PCL de 0,46. Pero en la serie de desempate por el título perdió el partido decisivo en gran duelo de picheo contra otro coloso, el lanzador venezolano Daniel Canónico, aquel fue el primer título que se le escaba a Cuba luego de dos participaciones anteriores. El Premier ganó en total ganó 4 títulos amateurs del orbe.

En el béisbol amateur jugó un total de 8 años, siempre con el club Casa Stany, en esas 8 temporadas el Premier Ganó 128 partidos y perdió apenas 41, para un astronómico promedio de 757, su promedio de carreras limpias fue descomunal, 1,65, con 1180 ponches en 1525,2 innings.

Conrado Marrero y su breve paso por México

En el año 1946 tuvo un breve paso por la Liga Nacional de México, vistiendo los colores de los Indios de Juárez, una liga que si bien no era considerada de máximo nivel si tenía muy buena calidad, en esa única temporada ganó 24 y perdió 10 y participó en el Juego de las Estrellas de ese torneo.

Etapa Profesional.

A su regreso a Cuba, Marrero vistió el uniforme del club Oriente en el Campeonato organizado por la naciente y fugaz Federación Nacional de Béisbol, un intento de rivalizar con la establecida Liga Cubana. Aquel torneo contó con la participación de 4 equipos: Oriente, Havana Reds, Matanzas y Camagüey, pero aquel torneo terminó a duras penas y no fructificó. Aún así, Conrado, quien resultó campeón con su equipo, ganó 8 y perdió 5, completando 5 partidos y ponchando a 77 en 102,2 y un PCL de 1.94.

Con el equipo Oriente
Conrado Marrero con el equipo Oriente

La temporada 1946-1947 marcó una nueva etapa en la carrera del Premier, con 35 años cumplidos hizo su debut en el club más importante del béisbol profesional cubano, el Almendares, lo hizo en las postrimerías de la campaña, debutando el 31 de diciembre de 1946 contra el club Habana, cuando entró como relevista del mexicano Alberto “Coty” Leal en el séptimo inning. Su primera vitoria con el equipo llegó en su única participación como abridor de esa temporada, el 30 de enero de 1947 derrotó al club Marianao 4 carreras por 1, permitiendo esa única carrera en el primer episodio y lanzando el partido completo.

Habana Cubans

Pocos días después de finalizada dicha temporada, se registraron las visitas de los Yankees de New York y de los Dodger de Brooklyn (Hoy Dodger de Los Ángeles), para realizar partidos de preparación con equipos cubanos. Marrero, quien era considerado ya muy viejo para lanzarle a los Yanquees, fue el abridor de la llamada “Selección Cubana”, ante el asombro de todos los expertos y aficionados, el guajiro no solo ganó el partido, sino que estuvo a punto de colgarle nueve ceros a los newyorkinos, solo un jonrón del tercera base Jhonson en el quinto inning lo impidió en aquel 9 de marzo de 1947.

Con Sandalio Consuegra con el Havana Cubans
Conrado Marrero y Sandalio Consuegra con el Havana Cubans

Días después, vistiendo el uniforme del Havana Cubans, se enfrentó a los Dodgers de Brooklyn, y allí nuevamente volvió a demostrar sus increíbles dotes como lanzador, a pesar de estar a punto de cumplir 36 abriles, en ese choque perdió por la mínima, 1 por 0, por un error de su propio equipo.

Esas actuaciones en los partidos preparatorios lo llevaron a participar junto al Havana Cubans en la Liga Internacional de la Florida (AAA), y allí logró resultados impresionantes, en su primer año en ese circuito logró 25 victorias y 6 derrotas con 251 ponches en 271 inning lanzados y un PCL de 1,66, obteniendo la triple corona de picheo.

Conrado Marrero: El rey de las Lechadas

En un total de tres temporadas en las menores con el Havana Cubans logró 65 triunfos y apenas 25 reveses, lanzó 793 capítulos y ponchó a 590. Pero lo más impresionante que realizó el Premier fueron sus 24 blanqueadas, siendo líder en ese departamento durante las tres temporadas que disputó, logrando en 1949 la increíble cifra de 11 blanqueadas, de ellas 4 en forma consecutiva, sencillamente espectacular.

Un novato de 39 años.

Conrado Marrero con los Senadores
Conrado Marrero con los Senadores de Washington

Desde 1950 a 1954, Conrado Marrero lanzó en la Liga Americana con los Washington Senators. Durante ese periodo, la nómina de Washington incluyó también a varios otros jugadores cubanos, como los Pitcher Sandy Consuegra y Camilo Pascual y cátcher Mike Guerra. Los Senadores fueron segundos en la división, mientras nunca terminaron superior al quinto lugar en la liga de ocho equipos mientras Marrero lanzó para ellos. Su primera aparición en las Grandes Ligas vino el 21 de abril de 1950. En esa temporada lanzó 152 inning en 27 juegos (19 de ellos como abridor), términó con 6–10 registrando un 4.50 ERA.

En 1951 Marrero lideró su equipo en victorias e inning lanzados, mientras ganó 11–9 en 187 inning con un 3.90 ERA. El 26 de abril de 1951, tiró casi un no hit-no run contra los Athletics de Filadelfia, mientras el juego terminó 2–1. La única carrera que permitió Marrero fue por home run de Barney McCosky.

En 1952 obtuvo 11–8 con un 2.88 ERA (siendo noveno en la liga), Washington mejoró su registro en 78–76. Al año siguiente alcanzó un 8–7 con un 3.03 ERA. En 1954 se convirtió en el jugador más longevo de las Grandes Ligas, alcanzando una marca de 3–6 con un 4.75 ERA. El 24 de enero de 1955, Conrado Marrero de 43 años fue liberado por los Senadores.

Marrero terminó su carrera en las Grandes Ligas con un registro de 39–40 y un 3.67 ERA. Tiró 51 juegos completos, mientras incluyendo siete salvados, en sus 94 salidas. Fue seleccionado al All-Star Team de 1951, aunque él no jugó; con 40 años, se convirtió en el más veterano de todos los tiempos en ser invitado a un All-Star Game.

Carrera Paralela con los Almendares

Mientras se desempeñaba en los veranos de esos años en los Estados Unidos, primero en las menores y luego en las Grandes Ligas, paralelo a ello se desempeñó en la Liga Invernal cubana, vistiendo la casaca azul de los Alacranes de Almendares.

conrado marrero con el Almendares
Conrado Marrero con el Almendares

En la Liga cubana, 1947/48, Marrero volvió a los Almendares de la Liga cubana y tiró su mejor temporada quizás, mientras ganó 12–2, poniendo Récord en la Liga cubana de PCL (1.12) y ganando el premio del jugador más valioso a la edad de 37 años.

En 1948/49 Marrero ganó 6–4 y con Almendares fácilmente ganó otro banderín. Como los campeones de la liga, Almendares representó a Cuba en la primera Serie del Caribe, jugada en La Habana en 1949. Cuba barrió en la serie con Marrero que contribuyendo con una victoria, donde solo permitió una carrera y cuatro hit; la victoria fue el único juego que tiró.

Conrado Marrero: Década del 50

En 1949/50 Marrero obtuvo 7–3 y lideró la Liga cubana con un PCL de 2.66, con Almendares de nuevo ganando el banderín. En la segunda Serie caribeña, Marrero tuvo un 0–2.

El próximo invierno Marrero obtuvo 11–7 con un 2.37 PCL, mientras lideraba la Liga cubana en victorias e inning lanzados con 11 y 159,2 respectivamente. Almendares, sin embargo, estaba fuera de la discusión por el banderín por un partido de Play off con La Habana. Durante la temporada 1951/52 Marrero tuvo 6–9, y en el próximo invierno obtuvo 8–8.

Descenso de Conrado Marrero

Ya en 1953/54, Marrero ganó 7–5 lo cual ayudó a Almendares a recobrar el banderín. En la sexta Serie del Caribe Conrado Marrero tiró un buen juego en su única aparición, al no permitir carreras y solo 5 hits en los nueve innings. No obstante, Puerto Rico ganó el torneo.

En 1954/55 Marrero tuvo 2–3 y empezó a ser usado principalmente como relevo. Almendares ganó el banderín y fue a la Serie del Caribe, pero Marrero no lanzó. En 1955/56 Marrero dirigió a Almendares, pero el equipo cayó al último lugar. Él tiró en cuatro juegos y obtuvo 1–0.

Ocaso de Conrado Marrero

Conrado Marrero Una Leyenda del Picheo Cubano
Conrado Marrero Una Leyenda del Picheo Cubano

Después fue liberado por Almendares, Conrado Marrero firmó con los Tigres de Marianao para la 1956–1957, donde solo lanzó 19 innings en siete desafíos con un PCL de 1.37. Marianao ganó el banderín y Marrero lanzó en su última Serie del Caribe, lanzó 3 1/3 inning contra Panamá en un juego que ganó su compañero de equipo, Jim Bunning. Cuba gana su cuarta victoria en nueve series. La próxima temporada fue la última de Marrero, cuando él tiró solo cuatro inning en tres apariencias.

La carrera de Marrero en la Liga Cubana registró 69 victorias y 46 reveses, para un Promedio de 600, siendo el sexto más alto en la historia de la liga entre los participantes que por lo menos presentan 40 victorias. (De los cinco pitchers con más alto el porcentaje de ganados, tres están en el U.S. Baseball Hall of Fame—José Méndez, Ray Brown y Martín Dihigo; los otro dos son Carlos Royer y Camilo Pascual.) A pesar de haber comenzado a lanzar en la Liga cubana a los 35 años, sus 69 victorias lo colocan 10.º en la Liga cubana de todos los tiempos.

El Guajiro del Laberinto
Conrado Marrero El Premier de Cuba

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here