Por: Robiel Vega Aguilera

Foto: Joel Río González


Cuando hablamos de José “Cheo” Ibar, estamos hablando de uno de los pitchers más ganadores de la Pelota Cubana, su registro de 173-100 (634), es el número 18 entre todos los lanzadores que han participado en Series Nacionales. Es además en número 13 en juegos ganados y su PCL de 3,45 no es nada despreciable teniendo en cuenta que casi toda su carrera se desarrolló en la era del aluminio.

Pero este gran lanzador nacido en La Maya, Santiago de Cuba, el 4 de mayo de 1969, es recordado fundamentalmente por sus dos temporadas de ensueño, las últimas con bate de aluminio, las Series 37 y 38 (1997-1998 y 1998-1999), durante esos años, fue sin lugar a dudas el picher número 1 de ambas campañas.

Serie 37. Record y Triple Corona.

Corría el año 1998 y un récord de más de de 25 años de antigüedad (26 para ser exactos) estaba a punto de romperse. Precisamente de su tierra, El Meteoro de La Maya, Braudilio Vinent, había impuesto una marca de 19 victorias allá por el año 1972 que parecía tocada por los dioses.

Pero en aquella Serie 37, el estelar lanzador del Equipo Habana no tenía rivales. Si bien siempre fue un buen lanzador, lo realizado en aquella campaña no tuvo comparativos:

  • Triple Corona de Picheo (JG-PCL-SO)
  • Líder en PRO de G y P y entradas lanzadas.
  • Record en Juegos Ganados en Series Nacionales.
  • JL: 24 – JI: 24 – JC: 11 – JG: 20 – JP: 2 – L: 4 – PAR: 2 – PRO: 909 – INN: 196.1 CL: 33 – PCL: 1.51 WHIP: 0.89 – H: 125 – AVE: 185 – SO: 189 – BB: 50.

Si estos números les parecieran poco, en la post temporada también estuvo imbatible, 4 victorias sin la sombra de un revés, con 4 aperturas y 3 juegos completos, 1 lechada y una partición en blanqueada, 45 ponches en 36,2, un PCL de 1.47, AVE de 228 y un WHIP de 1.17. Sencillamente impresionante.

Si juntamos lo realizado por Cheo Ibar en toda la temporada, los números son los siguientes:

  • JL: 29 – JI: 28 – JC: 14 (La mitad de los que inició) – JG: 24 – JP: 2 – PRO: 923 – L: 5 – PAR: 3 – INN: 233.0 – CL: 39 – PCL: 1.51 – VB: 812 – H: 156 – AVE: 192 SO: 230 – BB: 62 – WHIP: 0.94

No hay mucho más que decir. Sólo que como dato adicional y a modo de curiosidad, es que Cheo Ibar igualó y supero el record anterior, al imponerse en ambas ocasiones a Sancti Spiritus por la vía de la lechada. El 17 de marzo de 1998 domino a los yayaberos, 1 a 0, para empatar la marca de 19 sonrisas fijada por Braudilio Vinent en 1973. Transcurrida una semana, el 24 de marzo, le colgó otras 9 argollas a los Gallos, al doblegarlos, 6 a 0, y así impuso su extraordinario record de victorias.

Serie 39: Emular lo irrepetible.

Después de semejante campaña, muchos pensaron que ya el derecho de los Vaqueros ya no podría hacer algo ni siquiera parecido en nuestra pelota. Temporadas así no llegan todos los años. Pero todos estaban equivocados.

En la última Serie Nacional de la era del aluminio, nuevamente José Ibar demostró que seguía siendo el número 1 de Cuba.

  • Nuevamente líder en victorias, ahora con 18, entradas lanzadas y ponches.
  • Noveno en PCL con excelente 2.28.
  • Impuso record de más victorias en dos Series Consecutivas con 38 ( Si incluímos las post temporadas, el record asciende a 42).

Estadísticas de la Etapa Clasificatoria.

  • JL: 23 – JI: 23 – JC: 12 – JG: 18 – JP: 2 – L: 1 – PAR: 1 – PRO: 900 – INN: 193.0 – CL: 49 – PCL: 2.28 WHIP: 1.10 – H: 160 – AVE: 225 – SO: 158 – BB: 53.

En la postemporada sólo tuvo una salida, lanzando 8 entradas ante Industriales y permitiendo 4 carreras. El juego lo perdió 4X3.

Sumando ambas temporadas completas, los números de José Ibar son simplemente de otra Galaxia:

  • JL: 53 – JI: 52 – JC: 26 (La mitad de sus aperturas) – JG: 42 – JP: 5 – L: 6 – PAR: 4 – PRO: 894 – INN: 434.0 – CL: 92 – PCL: 1.91 WHIP: 1.02 – VB: 1555 H: 327 – AVE: 210 – SO: 390 BB: 116

Si a estos números estratosféricos le sumamos el hecho de que todo el tiempo lo hizo contra el aluminio y contra los excelentes bateadores de la época, el resultado tiene ribetes de leyenda. Hasta la próxima.

Referencias:

Guía Oficial de Beisbol 1998.
Guía Oficial de Beisbol 1999.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here