Foto Principal: Ricardo López Hevia

Con su cuadrangular de hoy ante Las Tunas, el inicialista capitalino Lisbán Correa se pone cada vez más cerca de lograr una marca sin precedentes en nuestras Series Nacionales.

Iván Correa, receptor de los conjuntos capitalinos, durante la Serie XXXIX (1999-2000), una series atípica pues fue la primera tras el regreso de la madera, conectó más jonrones que ningún otro pelotero esa temporada y con 10 bambinazos, fue el máximo toletero de una campaña que se jugó a 90 juegos y con una Batos 2000 de muy poco bote.

Aunque 10 jonrones parece una cifra pobre, y lo es, lo cierto es que en aquella temporada conectar un jonrón era todo un acontecimiento. Hombres como Orestes Kindelán, Gabriel Pierre y Michel Abreu, de grandísimo poder, apenas pudieron despachar 9 cada uno.

En esta campaña, Lisbán, el hijo de Iván, está cada vez más cerca de alzarse con el liderato de jonrones y de lograrlo, estaría marcando un hito en Series Nacionales pues sería él, junto a su padre Iván Correa, la única pareja de padre e hijo en alzarse con el liderato en jonrones en una Serie Nacional.

También está a un jonrón de llegar a la veintena, algo que no ocurre desde el año 2018, cuando el granmenses Lázaro Cedeño conectara exactamente 20, pero en 90 desafíos. En este minuto Lisbán Correa acumula 19 en 48 juegos. Estaremos al tanto de si se cumple o no esta marca o curiosidad histórica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here