Dos peloteros, mucha calidad, pero dos tardes completamente diferente. Ambos disputaron doble jornada pero los resultados fueron diametralmente opuestos.

De la doble derrota de los Medias Blancas ante los Cardenales en el Guaranteed Rate Field, de Chicago, un solo cubano logró sacar la cara por los Cuban Sox, el novato que ha maravillado a todos, Luis Robert Morirán, se fue de 5-2 (2-1 y 3-1), con par de extrabases, un doble (su 6to) en el primer partido y su tercer bombazo de la campaña en el segundo desafío.

Marcador final del primer encuentro. Foto tomada de la Cuenta Oficial de Twitter de los Chicago White Sox
Marcador final del segundo encuentro. Foto tomada de la Cuenta Oficial de Twitter de los Chicago White Sox

Para Luis Robert, lo más importante, es haber atravesado su primera mala racha de bateo y salir airoso de ese slump (en los últimos 4 partidos tenía un solo hit en 14 turnos), que a veces golpea a los novatos cuando empiezan encendidos al bate.

Ahora, el oriundo de Ciego de Ávila, promedia para 281, con 341 de OBP y 472 de SLU.

Para el resto de la armada cubana en Chicago, la tarde fue más que gris. Entre Grandal, Abreu y Moncada se fueron de 14-0, aunque Moncada empujó la única carrera del primer encuentro con rolling a primera.

Por otro lado Jorge Soler está envuelto en un slump muy peligroso. En el doble juego de hoy se fue de 6-0, con ¡¡¡6 ponches!!!, en ambos encuentros fue sustituido y ahora suma 9 ponches en los últimos 12 turnos en los que no ha conectado ni un solitario hits. Esperemos que pronto salga de esta mala racha este gran toletero, que a pesar de eso, comanda a los jonroneros cubanos con 5.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here