• septiembre 21, 2021

Maels Rodríguez: Una estrella FUGAZ en el firmamento cubano.

 Maels Rodríguez: Una estrella FUGAZ en el firmamento cubano.

Este excepcional lanzador derecho nació el 15 de octubre de 1979 en Báez, Placetas, pero su desarrollo lo alcanzó en la actual provincia de Sancti Spíritus. Ya a temprana edad Maels incursionaba en el mundo del béisbol infantil, luego el juvenil, y su velocidad era ya más que conocida en ese ámbito.

Tan es así que integró el equipo Cuba al campeonato mundial juvenil en Canadá (1997) y acto seguido debutaba en series nacionales vistiendo la franela de su provincia de residencia.

Su desempeño en series nacionales fue realmente notable y en 1999 integró el equipo nacional a los Juegos Panamericanos de Winnipeg (1999), en los cuales tuvo bastante faena y con efectividad.

La recta de Maels hizo moda en las pocas series que lanzó, la que unida a una veloz slider, le dieron las armas suficientes para ganar juegos ponchando a decenas de bateadores.

La XL serie nacional fue en la que Maels se llevó cuanto liderato estuvo a su alcance, al extremo de lograr la triple corona de pitcheo.

En esa temporada fue co-líder en juegos iniciados (23), líder en entradas lanzadas (178.1), en ponches propinados (263, record para una temporada), juegos ganados (15), PCL (1.77), jugador y lanzador más valioso en la XL Serie Nacional (2000-01), pero sería injusto no mencionar lo logrado una temporada antes.

Maels, además de resultar líder en ponches propinados (177), lanzó el único juego perfecto de las series nacionales, lo cual logró frente al equipo Las Tunas, en juego del 22 de diciembre de 1999, en el estadio “José Antonio Huelga” de Sancti Spíritus.

En la XLI serie nacional volvió a liderar el departamento de ponches propinados, con 219. También en series nacionales logró otro juego de cero hit cero carreras.

Maels lanzó en 6 series nacionales, en las que logró ganar 65 y perdió 45, con 42 juegos completos y 14 lechadas, PCL de 2.29, WHIP de 1.13, y los bateadores adversarios promediaron para escaso .177.

Lo más extraordinario fue que Maels ponchó a 1148 bateadores, lo que da un promedio de 191.3 por temporada, algo que no creo que haya otro lanzador que lo haya logrado en series nacionales.

Integró el equipo Cuba también a las olimpiadas de Sidney (2000), relevó en el juego decisivo que EEUU derrotó a Cuba. En ese partido Maels entró en el quinto inning con las bases llenas, relevando al derecho José Ibar, y luego de dominar y sacar el segundo out, el cuarto bate y jardinero derecho Ernie Young le sonó cañonazo al centro que trajo dos anotaciones, realmente definitivas.

En ese juego Maels dos veces marcó las 100 MPH, lo cual fue anunciado por la amplificación del estadio. Luego se compuso y no permitió más anotaciones. Es en ese momento que Maels estaba ya listo para saltar a otro nivel de pelota. Pasado el fatídico quinto inning, se le vio mezclar sus lanzamientos y no depender sólo de una velocísima recta.

En 2001 fue parte del equipo Cuba al campeonato mundial en Taipei, donde el Cuba ganó el decisivo 5-2 contra EEUU dirigido por Terry Francona, y a la Copa Intercontinental de 2002 en La Habana, donde ganó juego decisivo contra Corea del Sur. Sería la última vez que vistiera la franela del equipo nacional.

Por coincidencia, sería la última vez también para varios peloteros, como fueron Kendry Morales, Bárbaro Cañízares (el más útil en ese evento), Oscar Macías, Yobal Dueñas y José Ibar.

En la XLII Serie Nacional, su última, ganó 8 juegos y perdió 3, y ya en esa temporada su velocidad había mermado unas 15 MPH debido a una lesión.

No hubo lesión sino desgaste, se trataba de un brazo utilizado abusivamente para cualquier contingencia. Maels abrió 125 juegos pero también relevó 31 y logró 12 salvamentos.

En los juegos de playoff de la serie nacional del 2002, Rodríguez lanzó en ocho de los 10 juegos finales que jugó Sancti Spíritus.

En el último juego de esta final, le dan jonrón al abridor Ifreidi Coss tempranamente, algo que se lo dan a cualquiera, y acto seguido el manager Lourdes Gourriel trajo a Maels, quien lo hizo bien hasta donde pudo, pero que había tenido buena dosis de trabajo en juegos anteriores. Holguín finalmente se llevó la corona y los indios han seguido esperando por su segunda corona desde 1979.

El mismo Maels aseguraba en entrevista: “Creo que en Cuba se abusó mucho con mi brazo, la gente del equipo nacional me decía, ‘oye, te van a arrancar el brazo’… Por eso no he podido llegar adonde he querido en el béisbol de Grandes Ligas”.

Maels abandonó Cuba esperando llegar un día a las mayores. Por sorteo fue escogido por el Arizona en 2005, pero no llegó a lanzar. Luego fue sometido a cirugías astroscópicas en el hombro en el 2006 y el 2008, pero de aquel Maels veloz y dominante ya no quedaba nada.

Ahora el ex-veloz lanzador se dedica a enseñar a niños a lanzar y muy seguramente les habla de cómo preservar un brazo para que dure lo suficiente. Con su experiencia y guía, no es de dudar, que habrá mejores lanzadores en Miami dentro de poco.

Para finalizar, le dejamos varios datos interesantes sobre éste fenomenal y fugaz lanzador:

Entre las series 44, 45 y 46 propinó 659 ponches, 41 victorias, y un Whip de 0.98 de otra galaxia!!.

Maels es mejor que todos los lanzadores cubanos desde 1980 con una Efectividad de 2.29, Ponches por temporadas 191, ponches cada 9 entradas con 11,01, Average en contra .177, Slugging oponente .242, OPS oponente .537, y OBP oponente .296, Hits permitidos 5.46, es decir, es el lanzador menos bateado, y el de mejores frecuencias de pitcheo en los últimos 30 años, superando a 84 lanzadores con al menos 750 innings, el registró 938.

En su carrera acumuló el 31% de las victorias de Sancti Spíritus ganando 65 de 206 juegos que lograron los gallos entre 1997 hasta el 2003, impresionante dejar el otro 69% de los triunfos a los demás 10 lanzadores del equipo.

Obtuvo 4 victorias en el único Play Off donde estuvo y propinó 61 ponches dejando esta marca imposible de ser superada en series de campeonato.

Con datos Tomados de:

  • Esteban Romero
  • Yasser Vázquez

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related post