Por Robiel Vega Aguilera
Fotos: Joel Río González

En el cumpleaños de este gran receptor Villaclareño, hoy recordamos algunos de los números que nos regaló durante su carrera. Y repasaremos, de sus propias palabras, la gran injusticia cometida sobre él en una entrevista realizada al Sitio Cronodeportes en el año 2017.

Empezó en la pelota en Ranchuelo a la edad de siete años y a los 12 pasó a la EIDE provincial. Luego en la categoría juvenil integró el equipo Cuba que participó en el Campeonato Mundial en Windsor, Canadá 1986, donde fueron campeones. El santiaguero Luis Delis fue el director y sólo perdieron un juego con Estados Unidos, una carrera por cero, con pitcheo estelar de un Grandes Ligas como Mike Mussina, que lanzó en los Yankees de Nueva York.

Estando en los juveniles es convocado al aquipo de Villa Clara para la Serie Nacional en su temporada 1986-87, bajo la dirección de Eduardo Martín Saura.

Participo con el Team Cuba en los Centroamericanos de 1993 celebrados en Puerto Rico, después de desarrollar su mejor temporada Ofensiva, al promediar para 351, con 6 HR y 26 CI.

“Mi primera selección nacional fue en 1993, a los Juegos Centroamericanos y del Caribe de San Juan, Puerto Rico. Allí compartí con estrellas como Pacheco, Kindelán, Linares, Víctor, Gurriel, El Duque, Valle, lo mejor de lo mejor y además, participé en la primera ocasión que se jugó con profesionales en Puerto Rico. Intervine en topes en Japón, también en la Liga del Pacifico de México, donde jugamos un mes y no perdimos. De igual forma concursé en los Juegos Panamericanos de Mar del Plata 1995 y en torneos en Holanda. Mi último equipo Cuba fue a la Copa intercontinental de Italia 1997, sin embargo, me bajaron del avión y se acabó todo para mí”.

  • En 6 postemporadas promedió para 235, con 4 HR y 26 remolcadas.
  • Su mayor producción Jonronera fue en el año 1995 cuando disparó 12 para la calle.
  • Defensivamente tuvo un AVE de 985, su %CR Fue de 47.5% (215 cogidos robando en 453 intentos). Cometía un pass ball cada 105,2 innings y un error cada 95,2.
  • Por último, este fenomenal catcher, realizaba una acción negativa (Errores, PASS Ball o Bases Robadas) cada 15.1, osea, un juego y dos tercios de otro, un excelente rendimiento.

Fue separado por resolución del INDER en 1997 por sospechas de mantener vínculos con Rolando Arrojo y de querer emigrar:

“Efectivamente. Estando en la preselección para los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, llegamos y comienza el tope con Estados Unidos, donde se quedó mi compañero Luis Rolando Arrojo. Estuve unos días en Atlanta y fui eliminado de la preselección. Llego a mi casa y al siguiente día me dicen que tengo que ir a la policía. Me hicieron muchas preguntas, entre ellas por qué se quedó Arrojo. Les dije que esa fue su decisión y que yo no sabía. Me dijeron que si sabía algo que lo dijera, porque me iba a traer problemas y no iba salir más. Imgínate”.
“Al año siguiente vamos a México, al entrenamiento de altura y cuando regresamos nos llamaron a Paret, a Luis Enrique González –coach de Villa Clara y del Cuba en ese tiempo- y a mí. Porque supuestamente habíamos hablado con Arrojo en México, porque él había ido a vernos. Todo eso fue una gran mentira, acabaron con nosotros y el equipo. La sanción que nos impusieron fue alejados de la pelota cubana de por vida. No podíamos entrar a ningún estadio”.

Se marcho del país a principios de 1998. A este hecho se refirió en la citada entrevista:

Me voy definitivo en agosto de 1998, es una gran historia y nos hicieron un documental aquí. Me fui en lancha con Toca, Jorge Díaz, Osmany García, Alain Hernández y Maykel Jova, gracias a amigos que no te puedo decir, los cuales fueron a Cuba y nos sacaron. Teníamos visa para Nicaragua y Cuba siempre nos negó el permiso de salida. Aquí tengo un libro en los que aparecemos todos los que salimos de Cuba de una forma u otra, desde Arocha hasta El Duque”.

Ángel López
Foto tomada de El Nuevo Herald

Se mantuvo jugando profesional en varios países, veamos como lo narra el propio Ángel López:

“Llego de República Dominicana y voy a Puerto Rico, donde empiezo a jugar una Liga de profesionales retirados y ahí me vio el papá de Jorge Posada y me dijo que me ayudaría. Hice unas pruebas con los Indios de Mayagüez y empecé en la pelota profesional. Al terminar la serie, los Marlins estaban interesados en mí y viajé a Miami, me vieron, les gustó lo que hice y me firmaron. No llego a las Mayores porque considero que antes era más dificil que ahora, no le daban mucho chance al pelotero cubano. Aquí juega el que más dinero le dan y yo no conseguí un gran contrato, por la firma $50.000 y un sueldo de $15,000 al mes, mientras que al primer catcher del equipo le dieron $5 millones”.

En total estuvo en 12 Series Nacionales, 7 Selectivas y las dos Copas Revolución en los que dio 115 jonrones y 107 dobles.

Referencias:

  1. Enciclopedia Colaborativa ECURED.
  2. https://martindihigoelmejor2013.cubava.cu/2017/09/29/angel-lopez-un-dia-me-bajaron-del-avion-y-se-acabo-todo-para-mi/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here