Si en la víspera del año 1973, un accidente de Aviación no le hubiera quitado la vida, al estelar jardinero puertorriqueño, Roberto Clemente, hoy estaría cumpliendo 86 años de edad.

Entre sus múltiples hazañas en las grandes ligas está el haber consiguido cuatro títulos como mejor bateador de la Liga Nacional, ganó doce Guantes de Oro consecutivos y en 1972 pasó a ser el undécimo jugador de la historia de las Grandes Ligas en batear más de 3.000 hits y el primer latino. Roberto Clemente fue además el primer latinoamericano que ingresó en el Salón de la Fama del Béisbol en Cooperstown.

En 1952 Roberto Clemente comenzó a jugar en los Cangrejeros de Santurce de la Liga local puertorriqueña y, convertido en la principal estrella del deporte en su país, varios de los mejores equipos norteamericanos (los Braves y los Dodgers, entre otros) pretendieron ficharle.

Finalmente y por cuatro mil dólares recaló en los Pirates de Pittsburgh (1955), equipo en el que llegó a ser una de sus mayores leyendas y pieza fundamental de los triunfos logrados a finales de los cincuenta y principios de los sesenta, que incluyeron cinco títulos de la Liga Nacional y la Serie Mundial de 1960.

Clemente ingresó a los Piratas de Pittsburgh en el 1955 y estuvo en ese club hasta 1972. Su récord dentro de ese equipo lo establece como miembro regular de los Piratas de Pittsburgh por 18 temporadas (1955-1972); jugó en 2,433 juegos, tuvo 9,454 turnos al bate; anotó 1,416 carreras; conectó 3,000 hits y 240 cuadrangulares).

Clemente participó en dos Series Mundiales, bateando 310 en 1960 y 414 en 1971. Fue campeón de bateo cuatro veces; fue seleccionado el Jugador Más Valioso de la Liga Nacional de 1966; doce veces ganó el Guante de Oro por su habilidad en el fildeo y seleccionado el Más Valioso de la Serie Mundial de 1971.

Otros datos destacados a nivel deportivo sobre Clemente, es que bateó en 13 temporadas más de 300, incluídos los títulos de bateo en (1961-351, 1964-339 <líder MLB>, 1965-329 <líder MLB> y 1967-357 <líder MLB>. También logró mantenerse 8 temporadas en línea sobre esa marca (1970-1967).

Sobrepasó las 100 anotadas en (1961-100, 1966-107 y 1967-105). 4 veces bateó 200 o más hits (1961-201, 1964-211, 1966-202 y 1967-209), obteniendo el liderato en 1964 en la Liga Nacional y en 1967 en toda la MLB.

También empujó en los años 1966 y 1967 119 y 110 carreras respectivamente. Clemente participó en partidos All-Star en catorce ocasiones, doce de ellas de forma consecutiva, y en otras doce ganó el prestigioso Gold Gloves (Guante de Oro). Todo ello a pesar de los problemas de espalda que le ocasionó un accidente de automóvil y que mermaron notablemente su condición física.

Otro trágico accidente segó la vida de Roberto Clemente el último día del año 1972, cuando se dirigía en avión hacia Nicaragua para llevar alimentos y medicinas; pocas semanas antes había entrado en el privilegiado grupo de jugadores con más de 3.000 hits en su haber, una marca al alcance de muy pocos bateadores. Al año siguiente (1973) fue elegido miembro del Salón de la Fama del Béisbol estadounidense.

Se casó en 1964 con Vera Cristina Zabala y tuvieron tres hijos: Roberto Jr., Luis Roberto y Roberto Enrique. Ellos tenían seis, cinco y dos años cuando su padre murió. Roberto fue un gran padre, buen hijo, buen hermano y buen esposo. Persona de gran calidad humana que hizo mucho por otros en las Ligas Mayores e hizo mucho por la gente, comprometido como era el Evangelio de caridad cristiana, interesado en otras personas y en los niños.

Esto explica porque su lucha era más que personal; era la lucha de su raza y la lucha de las personas menos afortunadas que él. Ciertamente, tenía interés genuino por la humanidad como un hijo de Dios y hermano de todos los seres humanos.

Las virtudes cristianas de Roberto Clemente lo llevaron a iniciar una campaña para obtener provisiones y entregarlas a las víctimas del terromoto de Managua, Nicaragua. Roberto tuvo una muerte trágica cuando el avión que había fletado para llevar ayuda a las víctimas del terremoto se estrelló el 31 de diciembre de 1972, víspera de Año Nuevo.

Algunos de sus honores y reconocimientos póstumos

Abril de 1973- Se celebra ceremonia para retirar el número 21 del equipo de los Piratas de Pittsburgh.
Mayo de 1973 – El expresidente Richard Nixon entregó a su viuda Vera Clemente, la Primera Medalla Póstuma al Ciudadano.
Agosto 1973 – Fue exaltado al Pabellón de la Fama del Béisbol en Cooperstown, Nueva York.
1973 – Se le otorga el nombre de Roberto Clemente al primer coliseo de la ciudad capital de San Juan, Puerto Rico.
1984 – La Oficina Postal en Washington emitió un sello postal honrando su memoria.
1998 – La industria discográfica edita un musical basado en su vida. Dicha grabación, producida por Larry Harlow, fue escogida como una de las más sobresalientes del año por la Fundación Nacional para la Cultura Popular.

Fuentes:

  • https://prpop.org/biografias/roberto-clemente/
  • https://www.biografiasyvidas.com/biografia/c/clemente_roberto.htm
  • https://www.baseball-reference.com/players/c/clemero01.shtml

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here