Robiel Vega Aguilera June 23, 2020

José Miguel Fernández recuperó hoy la senda del buen bateo y cumplió a cabalidad su función de segundo madero. En la victoria 9 por 2 de su equipo en la jornada de hoy, se embasó 4 veces en 6 comparecencias, 2 por boleto y dos por hits (1 Sencillo y 1 Doble). Anotó 3 carreras y no se ponchó.

Después del partido, Fernández aumentó tanto su AVE como su OBP (377 y 433), llegó a 35 anotadas, 11 dobles y su SLU subió a 560.

El otro cubano en la KBO, el capitalino Odrisamer Despaigne, perdió su 4 partido de la temporada con tres sonrisas. Esta vez lanzó 6 capítulos a ritmo de 4 limpias, 6 hits, 2 ponches y 3 boletos, este último fue factor clave en las carreras permitidas, interviniendo en 2 de las 4, sólo en el sexto fue bateado libremente con doble y jonrón incluído.

Llama la atención que en sus últimas dos salidas ha regalado 7 boletos en 13 capítulos (4.85 por juego de 9 innn), una frecuencia demasiado alta para aspirar a la victoria.

Aún es más llamativo que esta tendencia ha surgido en las últimas semanas, pues en toda la campaña tiene 16 transferencias, en 60 entradas (2.40 por Juego de 9 inn), mostrando un control muy superior.

En lo que respecta a la NPB, sólo dos cubanos vieron acción, ambos villaclareños. Dayán Viciedo sumó un hit y 2 ponches en 4 visitas al plato para subir su promedio a .235,

Por su parte, Leonys Martín conectó un imparable en 4 visitas al plato y se ponchó en una ocasión en el triunfo de 6-5 de los Marinos de Lotte sobre los Búfalos de Orix en el Estadio ZOZO Marine de Chiba. Su promedio descendió a .286.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here