Un orgullo para el béisbol es contar con la presencia de la mujer ,ya sea como jugadora, aficionada o simplemente ” fanática” como yo y otras tantas más.

Muchas historias existen sobre como tuvieron que vencer adversidades para que las pudieran tomar en cuenta, nosotras hemos estado en todas las ramas del deporte más apasionado, ya sea como beisbolistas, ejecutivas, árbitros y comentaristas deportivas, un impacto de belleza y elegancia dentro y fuera del terreno.

Es por eso que también tenemos un espacio en el Salón de la fama de la MLB,lugar que cuenta lo increíble de cada jugador que ha pasado en el transcurso del tiempo y su historia , en ese lugar es que se atesora los inicios del béisbol femenino dejando sus huellas en él, enriqueciendo más aún el deporte hasta llegar a su esplendor .

En un mundo de hombres no fue fácil. Ellas lucharon en esos tiempos, sobreponiéndose a cada adversidad machista, siendo dignas de representantes en cualquier deporte y ser extraordinarias deportistas hasta nuestros días.

Las primeras mujeres que rompieron las barreras de los prejuicios en aquellos años lo hicieron en 1866, aunque no fué hasta 1875 que se vió por primera vez mujeres que le pagaban por jugar y competir en el béisbol. Formándose en casi todos los Estados Unidos.

La primera contratada fue una pitcher en 1898 Lizzie Arlington.
La primera mujer umpire en el béisbol de hombre fue Amanda

Clement de 1905 a 1911.
La primera mujer propietaria de un equipo grandes ligas fue Helen Britton de 1901 a 1917.

Extraordinarios ejemplos del desempeño y grandes logros de la mujer en la esfera del baseball.
Una historia plasmada como épica, protagonizada por Jackie Mitchell joven lanzadora de 17 años fue cuando enfrentó en un juego de exhibición a Babe Ruth ícono del béisbol profesional y pensando él que era un turno fácil, vió frente a más de 4000 espectadores como era ponchado por una fémina, siendo Lou Gehrig su próxima víctima con tan solo tres lanzamientos.

Mitchell se convertiría en la primera pitcher en firmar profesionalmente en el siglo xx.

La mujer siempre ha convertido cada obstáculo en victoria ,por eso nada nos detendrá cuando de proponernos se trata ,dejando siempre saber que la mujer está en cada Hazaña, historia, leyenda, por todo esto digo que detrás de un beisbolista hay una gran mujer .

Todas soñamos alguna vez poder visitar la exhibición “Sueños de Diamante” en el salón de la fama de Cooperstown en los Estados Unidos, donde se le rinde tributo a las primeras beisbolistas del mundo .
¡Con nosotras hay que contar!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here